Para comprar el libro MUSICA DEL PUEBLO PUEBLO de ALBERTO BURGOS HERRERA, puedes comunicarte con el autor al teléfono (57) (4) 332 4652 de Envigado, Antioquia, Colombia o al correo electrónico: albertoburgosh@hotmail.com

lunes, 8 de noviembre de 2010

GRUPO OCCIDENTE




Biografía del Grupo Occidente:

Germán Muñoz Gómez nació en Frontino (Antioquia) en 1937; sus padres se llamaban José María y Rosa Raquel, quienes tuvie­ron cuatro hijos, Rigoberto, Leonardo, José Uriel y Germán.

Rigoberto también nació en Frontino en 1939. Estos dos se­ñores por el apellido Gómez son primos de los célebres músicos parranderos, igualmente de Frontino, José A., Agustín y Joaquín Bedoya Gómez.

El padre de Germán y Rigoberto tocaba tiple, guitarra y can­taba muy bien y dos tíos, Luis y Carmelo eran muy buenos violi­nistas. Estos tres señores animaban cuanta reunión, matrimonio, vísperas o cumpleaños había en las veredas de Frontino; además laboraban en el campo pero los sábados no la fallaban al son de la guitarra, el tiple, los violines y el anisado.

Germán se le pegaba al papá para todas estas reuniones y observaba cómo ellos hacían los tonos, las posiciones, etc., y luego iba a la casa y en un tiple y una guitarra con clavijeras de palo ensayaba todo lo que había aprendido; y así se fue puliendo hasta que ya tocaba el pasillo Esperanza; y él mismo dice:

-Cositas así sencillitas.

A Germán nadie le enseñó en el manejo del tiple y la guitarra y por ese entonces le compró una lira a Leonel Zapata, quien se la vendió por sesenta pesos; y ahí sí se volvió todo un profesional e incluso hizo dueto con el tiplero Fernando Carvajal y eran llama­dos para animar reuniones en escuelas, colegios, matrimonios y cumpleaños... se convirtieron en las figuras del área rural de Frontino.

En 1950 la familia Muñoz Gómez se trasladó a Medellín, pero Germán sólo lo hizo 14 ó 15 años después ya que poco le atraía la vida citadina.

Cuando Rigoberto llegó al Valle de Aburra ingresó a la Escuela Popular de Arte y allí se fue puliendo tanto en el tiple como en la guitarra. En esos años cincuenta ya José A. y Agustín Bedoya, sus primos, eran personajes famosos en la música parrandera; entonces Rigoberto incursionó como gui­tarrista en el conjunto de José A., que posteriormente fue también el conjunto de Agustín y de Joaquín quienes apenas co­menzaban.

Ya en los años 74 ó 75 cualquier día se pusieron a ensayar, pero solamente por hacer ambiente, Germán en la lira, Rigoberto en el tiple y Agustín Bedoya en la guacharaca; al parecer esto sonó muy bien y Agustín, que tenía tan buena relación con las casas disqueras, dijo:

-¡No joda hombe!; con toda esa música propia que vos tenes Germán; ¿por qué no vamos y grabamos unos disquitos?

Hicieron un casete casero con algunas canciones y se lo lleva­ron a don Otoniel Cardona, dueño de Discos Victoria, quien al escucharlo inmediatamente comentó:
-¡Hombe!, ¡esta es la música que se necesita hombe!; vea fulano, démele turno a esta gente pa que graben cuanto antes.

A los ocho días estaban grabando. Inicialmente fueron Germán en la lira, Rigoberto Muñoz en el tiple, Agustín Bedoya en la guacharaca y Miguel Ángel Nova en el bajo.

Cuando terminaron la grabación del primer disco de larga duración alguien preguntó:

-¿Cómo se va a llamar este grupo hombe?

Ninguno sabía cómo ponerlo, pero ese día se encontraron con Betsabé Zapata quien había sido la maestra de Germán, Rigoberto y Agustín en la vereda donde vivieron en Frontino y ella les dijo:

-Todos ustedes son de occidente, del occidente antioqueño; entonces ¿por qué no lo ponen Grupo Occidente?

Y con este nombre se quedó el conjunto; grabaron seis dis­cos de larga duración e impusieron éxitos como Parranda cam­pesina, Que siga la fiesta, El huracán, Gózalo morena, Amor con garabato, Pachanguiando, Flores y estrellas, El granizal, El nudo, Lucero, El andariego, El yarumo, Adriana, Josefina, Norma mía, Fiesta campesina, La culebrita, El marañón, El caney, Oye Luciano, Palos verdes, La aurora, La parrandera, Cuatro cosas en la vida, Estoy pegao, El golpiao, El candelazo, El tembloroso, El calientico, El in­quieto, La conga, Cisnes del lago, El zapatiao, Muévalo bue­no y tantos, pero tantos otros. Algo muy interesante es que el ochenta por ciento del repertorio del Grupo Occidente es autoría de Germán Muñoz.

El grupo duró con esta formación hasta septiembre del año 2000, época en que falleció Agustín Bedoya. Hubo entonces un receso grande pues Miguel Ángel Nova tampoco estaba con ellos y quedaron sólo Germán y Rigoberto; pero hace unos años cono­cieron al guitarrista marcante Ramiro Villa y al guacharaquero Norberto Tobón; nuevamente iniciaron los ensayos y otra vez flo­reció el Grupo Occidente, que con mucha frecuencia se presenta en el famoso salón Málaga, cerca a la estación del Metro de San Antonio.

Discos Victoria promocionó muy poco al Grupo Occidente y este maravilloso conjunto podría haber sido más grande si su mú­sica se hubiera difundido más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada