Para comprar el libro MUSICA DEL PUEBLO PUEBLO de ALBERTO BURGOS HERRERA, puedes comunicarte con el autor al teléfono (57) (4) 332 4652 de Envigado, Antioquia, Colombia o al correo electrónico: albertoburgosh@hotmail.com

sábado, 18 de diciembre de 2010

MARÍA ALBA

 
Bigrafía de María Alba:
 
María Graciela Rojas Morales, conocida en la farándula na­cional e internacional como María Alba, nació un 24 de diciembre en el corregimiento de Santiago, municipio de Santo Domingo (Antioquia); se llegó a decir que era veracruzana dado que su madre legítima era de origen mexicano. Al parecer esta señora, antes de que María Alba cumpliera dos meses de edad, la regaló a un em­presario circense que se hizo cargo de ella; este hombre y su es­posa la educaron y le enseñaron todos los misterios de la vida de las carpas. Por esta razón se dice y es verdad, que María Alba fue trapecista y artista de espectáculos circenses; esta compañía se llamaba Circo de los Hermanos Ayala y a ella se le denominaba Rosita Ayala.

Posteriormente este matrimonio de circo decidió desprenderse de María Alba y la vendieron a una compañía de variedades, de carpa y ambulante; "El nuevo dueño -decía María Alba- comen­zó a mirarme con ojos de viejo verde y decidí volarme cuando llegamos a la población de Amalfi".

Algo curioso es que María Alba estando en el circo y tan sólo de 8 años de edad, ya cantaba melodías de desamor y des­pecho, que por supuesto, con su poca experiencia no podía co­nocer. Cuando se separó de sus dueños llegó a Medellín y sin haber cumplido once años de edad quedó en embarazo; en este estado se presentó en un programa de aficionados en La Voz de Medellín y cantó Mi destino fue quererte-, allí se ganó ciento cincuenta pesos y con este dinero pagó la atención del parto y alquiló una pequeña habitación para ella y su bebé; pero cuando se acabó el dinero le tocó recurrir a la mendicidad.

María Alba hizo entonces su primera composición titulada Canitas blancas. Alguien la escuchó y la llevó a grabar un disco sencillo que se convirtió en éxito; ahí fue cuando le ofrecieron ha­cer otro pero de larga duración en Sonolux; disco que también fue de impacto y le dio la oportunidad de hacer otros dos que tuvieron canciones como: Ingrato amor, Madreselva, Libre soy, Besos brujos, Incertidumbre, Destino negro, Triste noche, Tu men­tira, Picante, La historia de mi vida, Esta noche de amor, Viva navidad, Agonía, Mi terruño, Negra soy, El tilín, Boga mi canoa, La cabaretera, Nostalgia, Doble aguardiente, Estrellita dorada, Qué puntada, Dolor inmenso, Qué linda está Cartagena, Siempre contigo, Apache, Castiga tirano, Tan­go negro, Mal hombre, Sollozando, Tu mentira, Amarga navidad y Qué falta que me haces. De todas estas canciones la que más mención internacional tuvo fue la cumbia Negra soy, que fue éxito en la discografía mexicana.

María Alba compuso más de 150 canciones y con su arte visitó casi todas las capitales departamentales de Colombia; rué muy amiga del vocalista chileno Pepe Aguirre y con él hizo giras por Pereira, Manizales, Armenia, Tuluá, Cali, Buga y Bogotá, donde actuaron en radio y televisión; pero también María Alba cantó en Cúcuta, Bucaramanga, Tunja, Urabá y en casi todo el país. En esas giras actuó al lado de Olimpo Cárdenas, Julio Jaramillo, el Dueto de Antaño, Espinosa y Bedoya, la Estudiantina López, Lu­cha López, Los Pamperos, Los Relicarios, Los Belladinos, Ar­mando Moreno, Helenita Vargas, Los Chapatrines, Los Cuyitos, el Trío Emilio Murillo, Chalupín, Jorgito, Lucho Ramírez, Dueto Tiscayá, Los Caminantes, Trío Marazul de Gabriel Raymon, Con­junto Miramar, Hernando y Yezid, Trío Continental, Trío Sensa­ción, Trío de Hoy, Medellín Tango Show, Alonso Galdini, Alfredo Arias, Los Albinos y muchos más.

A María Alba alguna vez se le llamó "La reina de la música guasca"; tuvo dos matrimonios de los que nacieron once hijos: Carlos, María Eugenia, Óscar, Doris, Jorge, Jaime, Fernando, Erika, Álvaro, Paola y Natalia; tres de los cuales pertenecen a las fuerzas militares. María Alba trabajó en la telenovela Señora Bo­nita y cuenta una de sus hijas que llegó a tener ciento veinte pares de zapatos, todos de tacón muy alto, usaba las uñas largas y las pintaba de tonos obscuros, pero a la vez tenía dos uñas postizas de puro oro; era una mujer elegante que siempre usaba vestidos largos y que criticaba a sus hijas porque no se pintaban y les decía que a todas horas parecían "juagadas"; María Alba usaba muchas joyas, anillos, cadenas y también perfumes; a las 6 de la mañana, todos los días, estaba vestida como para irse a una fiesta y jamás se le veía descompuesta o desarreglada.

María Alba fue una mujer tenaz, que luchó la vida, que pidió limosna, pero que jamás se amilanó; luego triunfó, fue cantante, compositora y pudo formar y criar a sus hijos; para ellos muchas veces fue madre y padre y con su canto llegó a miles de corazo­nes despechados; sus canciones llenaron una etapa grande de la música cantinera y guasca. María Alba no era mexicana, ella era paisa, generosa y el 24 de diciembre, día de su cumpleaños, acostumbraba dar muchos regalos a niños de familias desfavorecidas.

El inicio de María Alba fue muy duro, pero posteriormente con sus hijos siempre vivió en el centro de Medellín, pues éste era su eje de actividades. Esta vocalista fue aclamada por todo el pue­blo antioqueño y al final le apareció un cáncer de las vías respira­torias, que acabó con su vida el 24 de julio del año 2002.

2 comentarios:

  1. Excelente icono musical que sería imperdonable que pasará desapercibido para la historia. Amor HONESTO desde mi corazón p Sra la dueña de una voz sencillamente inusual y un espíritu encantador y celeste.

    ResponderEliminar
  2. Alguien conoce o me puede ayudar a ubicar a alguno de sus familiares, yo era ahijado de ella y me gustaría saludarlos

    ResponderEliminar