Para comprar el libro MUSICA DEL PUEBLO PUEBLO de ALBERTO BURGOS HERRERA, puedes comunicarte con el autor al teléfono (57) (4) 332 4652 de Envigado, Antioquia, Colombia o al correo electrónico: albertoburgosh@hotmail.com

sábado, 18 de diciembre de 2010

SÁNCHEZ Y GÓMEZ

 
Biografía de Sánchez y Gómez:
 
Jesús Alberto Gómez Betancur nació en la población de Cisneros (Antioquia) el 6 de diciembre de 1934.

En la familia, compuesta por padre, madre y tres hijos varo­nes, no había antecedentes musicales; cuando Alberto cumplió 16 años, fue a la vereda Sabanalarga cerca de su pueblo natal y una señora le ofreció una destartalada guitarra, que al final fue comprada por Carlos, su hermano mayor, que a la postre fue el único de los tres que no aprendió nada de música.

Viendo la guitarra abandonada, Alberto comenzó a pul­sarla; en las noches se iba a escuchar y observar los escasos guitarreros de su pueblo y a éstos les aprendió algunos tonos y posiciones musicales... y se iba a su casa a practicarlos.

Alberto compró una guitarra mejor y se unió a José Olarte, quien tocaba tiple y también era natural de Cisneros; comenza­ron a ensayar y a los pocos días tocaban en reuniones y cantinas canciones de Guillermo Buitrago y otros contemporáneos y Jor­ge, hermano menor de Alberto, los acompañaba con las ma­racas.

Cada vez que alguien hacía una parranda en la casa, siempre decía:

-Traigamos al Trío Cisneros.

Porque ya se llamaban Trío Cisneros y eran quienes anima­ban los paseos que se hacían a todos esos sitios hermosos de recreo que tiene esa querida tierra; al mismo tiempo, los tres músicos pueblerinos "jornaleaban" en el campo y en el área ur­bana.

En 1955 toda la familia Gómez Betancur se trasladó a la ciudad de Medellín y concretamente al barrio Manrique; ahí fue cuando Alberto conoció al también guitarrista y cantante Jaime Sánchez.

Con César Valencia, su hermano Jorge y Jaime, Alberto hacía ensayo y tertulia todos los domingos; como en esos días estaba presente todavía el furor antioqueño por las vueltas ciclísticas al país, César sacó una letra alusiva a este tema y la llamó Los ases del pedal. Le pusieron música, la llevaron a Discos Colombia donde inmediatamente la grabaron y como dicen ellos ¡Eso fue un palazo! En esta grabación los cantantes principales fueron Jaime y Alberto y por eso en el sello del disco aparecieron como intérpre­tes: Sánchez y Gómez.

Unos meses más adelante Sánchez y Gómez grabaron dos canciones parranderas tituladas El pobre Luis y El abejorro, que también fueron grandes éxitos. A propósito de El pobre Luís, dice Alberto Gómez, su autor, que éste se lo compuso a un amigo que se iba a casar con una mujer muy "jodida" y al cual todos le manifestaban que no se casara con esa muchacha, pero el bobo decía que no "que esa mujer era diferente a las demás". Se vendió tanto El pobre Luis, que con las regalías, que fueron quinientos pesos, Alberto Gómez hizo media casa; ¿cuántas casas harían los dueños de la disquera?

Al año siguiente Alberto compuso los corridos Soy huerfanito y En las tabernas; los grabaron Sánchez y Gómez, ¡y éstos sí que se vendieron!; como fueron hechos para el sello Lyra de Sonolux, allí les colaboró en el bajo el maestro Luis Uribe Bueno, antiguo bajista de la Orquesta de Lucho Bermúdez, también estu­vo José Olarte en la guitarra marcante, Jorge Gómez en las mara­cas y César Valencia en la guitarra armonizante. Después graba­ron el porro Compro palos de escoba, El tominejo, Triste sin madre en ritmo de pasillo, el vals El viejo y corridos como Cari­ño vano, Mujer ingrata, Creída y vanidosa, Corazón de roca, Tu desdén, Huérfano y triste, La copa del suicida, Murió mi madre, Mi corazón es macho, Me desprecias, Olvídame si quieres, Sin regreso, Soy muy macho y muchos otros que hi­cieron muy grande este dueto.

Sánchez y Gómez con el cantante y compositor Miguel Ángel Nova, también grabaron una canción de Alberto Gómez llamada La gorda, en homenaje a la escultura del maestro Fernando Botero ubicada en el Parque de Berrío.

1 comentario: