Para comprar el libro MUSICA DEL PUEBLO PUEBLO de ALBERTO BURGOS HERRERA, puedes comunicarte con el autor al teléfono (57) (4) 332 4652 de Envigado, Antioquia, Colombia o al correo electrónico: albertoburgosh@hotmail.com

martes, 14 de diciembre de 2010

LOS CANCIONEROS


Biografía de Los Cancioneros:

Luis Antonio Portilla nació en Popayán (Cauca) en 193 3; es de ascendencia peruana y en la familia hubo muchos ancestros musicales; era tal su afición por la música cuando niño, que sólo iba a la escuela porque le enseñaban canto, y recibió clases del maestro Pazos, primo hermano del gran compositor Efraín Orozco.

Cantó Luis Portilla en los coros de su escuela y posterior­mente formó dueto con Alfonso Bravo, pero esto lo hacían única­mente por diversión. Más adelante Luis se aficionó a la música argentina gracias a la influencia que un tío le brindó; cantaba en sitios de diversión, muchas veces se trasnochaba y por ende algu­nos tragos de más; pero llegó el momento en que su madre no le aguantó este tren de vida:

-Luis: ¡no lo aguanto más!, ¡se va de la casa!

Luis se fue al barrio Bolívar de Popayán, donde con un com­pañero llamado Aníbal cantaron para unos comerciantes antioqueños y esa noche se ganó buen dinero. Al día siguiente Luis tomó el tren con rumbo a Cali y allí se encontró con un ciego; inmediatamente se pusieron a cantar y otra vez llovieron las mone­das de cincuenta centavos. El ciego lo invitó para que siguieran a Armenia, pues él vivía allá; tres horas más tarde estaban en la capital del Quindío.

En Armenia Luis Portilla salió al comercio y en una esquina había un aviso que rezaba:

"Hoy gran debut de Estrellas Nacientes. Patrocina Caracol".

Llegó hasta la emisora y allí se encontró con el Conjunto Co­rrea, que estaba encargado de acompañar a los cantantes aficio­nados que llegaban; fue donde el director artístico y le mintió pia­dosamente:

-Vea señor; yo soy un gran escucha de este programa (nunca lo había escuchado) y vengo directamente desde Popayán, para que me dejen participar en él.

Luis participó cantando los boleros Quinto patio y Viajera de Luis Arcaraz; el éxito fue clamoroso y se ganó el primer premio que consistía en un canasto grande que contenía un mercado como para dos meses y noventa pesos, que en ese tiempo era mucha plata.

Esto le sirvió a Luis para volverse integrante activo del Con­junto Correa, con el cual actuaba en las emisoras locales y con el que permaneció por espacio de dos años. Posteriormente viajó a Cali donde trabajó la guarnecida (zapatos); y allí, en un bar co­noció a Eleázar Benítez, cuando éste tomándose un café, seguía con su voz las melodías que sonaban en la rocola. Luis se le acer­có y le dijo:

-Joven; yo hago segunda voz.

Y esa noche quedó sellado el dueto que comenzó a presentarse en todas las emisoras locales; pero además Eleázar era sas­tre y, como dijimos, Luis laboraba en la guarnecida. Ya salían en los periódicos, cuando les dio por venir a Medellín a grabar un disco; el nombre del dueto era Benítez y Portilla.

Llegaron a esta ciudad a vivir en el barrio Villa Hermosa, con­siguieron guitarristas, montaron canciones y muchas veces fueron a las fábricas de discos, donde les decían:

-La música está buena, pero la letra no sirve.
-El dueto está bueno, pero las canciones no.

-Eso no es comercial.

-Puede que algún día traigan algo bueno.

Tuvieron mucha paciencia y después de nueve meses, ¡por fin! David Ocampo les dijo:

-Vayan donde Félix Ramírez y Luis Bernardo Saldarriaga, que ellos son compositores muy reconocidos y les pueden dar repertorio.

Estos señores les dieron dos pasillos y así fue como Benítez y Portilla cumplieron el sueño de su vida... grabar.

Esto sucedió en Zeida de Codiscos; pero quince días des­pués, ante el éxito de estas grabaciones, los llamaron para firmar un contrato. Hicieron otras diez canciones, entre las que se desta­caron Llanto de dolor y Sin un reproche.

Este dueto duró hasta que a Eleázar Benítez le dio por casar­se. En esa época Luis Portilla unió su voz a la del compositor Pedro Nel Isaza y formaron el Dueto Yarí, que grabó muchos pa­sillos, corridos y rancheras. Luis Portilla también grabó como so­lista en Discos Acenal el vals Vives conmigo y el tango Penas y dolor.

Es de anotar que cuando Benítez y Portilla fueron a grabar a Codiscos, allí los llamaron Los Cancioneros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario