Para comprar el libro MUSICA DEL PUEBLO PUEBLO de ALBERTO BURGOS HERRERA, puedes comunicarte con el autor al teléfono (57) (4) 332 4652 de Envigado, Antioquia, Colombia o al correo electrónico: albertoburgosh@hotmail.com

viernes, 17 de diciembre de 2010

LOS TROVADORES DE LA VEGA

Biografía de Los Trovadores De La Vega:

Luis Eduardo Gutiérrez nació en Supía (Caldas), en 1921. Su padre y su abuelo fueron surrunguiadores de tiple. Una tía falleció y Luis Eduardo heredó un tiple que ella tenía; desde este momento practicó a toda hora en el instrumento, hasta que lo dominó. El padre le regaló una guitarra y también aprendió a tocarla.

Con sus hermanos Manuel Antonio y Carlos Emilio, formó una pequeña estudiantina llamada Los Hermanos Gutiérrez, que tocaba gratis.

En 1944 Eduardo Gutiérrez se vino para Medellín con su her­mano Antonio. Llegaron a vivir al barrio Corazón de Jesús y allí trabajaron la mecánica de carros. Pero un señor llamado Roberto escuchó cómo cantaban ellos y los llevó a Codiscos; allí les graba­ron una canción titulada Indiferente y en la etiqueta del disco se leía: Hermanos Gutiérrez.

Posteriormente en el sello Zeida, también de Codiscos, gra­baron Dolor profundo y Hastío; este fue el primer disco que produjo Zeida. Más adelante los llamó don Antonio Botero, uno de los dueños de Sonolux y en Lyra, uno de los sellos de esa empresa, grabaron Me voy lejos, que era una canción que ellos interpretaban desde que vivían en la finca de Supía; al respaldo le pusieron La traicionera. El disco fue un exitazo.

Volvieron a Zeida, donde les firmaron un contrato por un año y les grabaron otro de sus grandes impactos: Lágrimas lloro, que lo acoplaron a una canción mexicana titulada El buque de más potencia. También grabaron en Discos Silver el bambuco La palomita y el pasillo Indiferente.

El dueto se desintegró cuando Antonio decidió irse a vivir a Estados Unidos, pero Los Trovadores de la Vega, o Los Luises, como los llamaba don Alfredo Diez, gerente de Codiscos, perma­necerán siempre en el recuerdo del pueblo campesino, pues sus éxitos Me voy lejos y Lágrimas lloro, son dos melodías montañeras que suenan y seguirán sonando en los traganíqueles y equipos de las tiendas de las veredas.

Luis Eduardo, después de la partida de su hermano, se dedi­có a la docencia musical, se volvió orientador de grupos, director de conjuntos y estudiantinas, fue bajista, tocó el guitarrón con muchos mariachis y formó con su esposa el Dueto Las Américas.

2 comentarios:

  1. Esa mujer no era la esposa de Luis Eduardo, ISAURA ZAPATA, era la amante.....esto lo digo yo porque mi esposa, es la nieta de Luis Eduardo.

    ResponderEliminar
  2. disculpa no te creo amigo por que mi abuela es margarita gutierrez su hermana y ella mne conto que esa es su esposa y tengo fotos de los dos haciendo guitarras

    ResponderEliminar