Para comprar el libro MUSICA DEL PUEBLO PUEBLO de ALBERTO BURGOS HERRERA, puedes comunicarte con el autor al teléfono (57) (4) 332 4652 de Envigado, Antioquia, Colombia o al correo electrónico: albertoburgosh@hotmail.com

viernes, 5 de noviembre de 2010

AGUSTÍN Y MIGUEL



 Biografía de Agustín y Miguel:

Hay dos personajes de la música parrandera que en los años sesenta unieron sus voces para cantar melodías carrilerudas y montañeras: el cantante Agustín Bedoya y el compositor, cantante y guitarrero Miguel Montoya "El Ratón".

Agustín Bedoya falleció en Envigado hace pocos años; era un hombre amable, ameno, dicharachero, excelente conversador, nacido en Frontino (Antioquia) el 28 de septiembre de 1936 y hermano de otras dos glorias de la música parrandera: Joaquín y José A.

El 11 de abril de 1948 Agustín llegó a Bello con casi toda su familia; entró a la escuela pública del municipio y luego integró el conjunto de su hermano José A. Bedoya; allí se aprendió todas las canciones que éste interpretaba, hasta que Otoniel Cardona, di­rector artístico de Sonolux, le dio el chance de grabar para el sello R.C.U. Grabó cuatro canciones parranderas, pero una de ellas, El ratón, lo sacó totalmente del anonimato; posteriormente gra­bó muchas otras como Los gotereros, que pasó a ser canción antológica dentro de la música parrandera.

Miguel Montoya es un compositor nacido en Titiribí (Antioquia) en septiembre de 1939. Llegó a Medellín en 1955, se inició con Los Relicarios y posteriormente formó el Trío Albán.

Miguel es compositor de canciones como El Perezoso, Se­guro que sí, Las trovas de mi abuelito, El lamento del pasa­jero, No me celes, A lo que vinimos, El gallo de Elena, La tercera edad, Los nombres raros, El interesado, La castigadora y El apellido de los animales entre otros. Cuando laboraba en Fabricato, un amigo lo vio muy chiquito y lo bautizó "El Ratón"; desde ese momento en la población de Bello nadie lo conoce por su nombre.

Sin embargo, el dueto de Agustín y Miguel se hizo para cantar rancheras y corridos al estilo antioqueño; rancheras y corridos montañeros y carrilerudos como Amargo es mi destino, Con­suelo a mi dolor, Mañana me voy y Sufriré en silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario